Imagen del post principal

¿Qué es la ELA?


Hace dos días, el domingo 21 de Junio fue el Día Mundial de la Lucha contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica más conocida como ELA.


Por ello, me ha parecido un momento ideal para explicar en qué consiste esta enfermedad.


La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad neurodegenerativa, que afecta a las motoneuronas superiores e inferiores, encargadas de controlar los movimientos voluntarios de la persona.


Al igual que ocurre, con la EM (Esclerosis Múltiple), en ELA podemos encontrar varias formas de la enfermedad, según afecte a la primera (ELA pseudobulbar) o segunda  (ELA bulbar) motoneurona. Aunque al final de la enfermedad ambas neuronas se habrán degenerado. 


Dependiendo de qué motoneuronas estén afectadas el paciente tendrá una esperanza de vida u otra. Pero suele ser una enfermedad con una progresión muy rápida.


Diagnóstico:

No hay una prueba específica que diagnostique esta enfermedad, su diagnóstico se basa normalmente en los síntomas clínicos del paciente, la historia familiar, y la presencia de sígnos en la primera o segunda motoneurona.

A los pacientes se les suele realizar un examen electromiográfico, una resonancia magnética, y análisis de sangre y de orina específicos.


Farmacología:

En ocasiones, los pacientes pueden tomar riluzol, un medicamento que si se comienza a tomar en la fase inicial consigue alargar un tiempo la vida de la persona.

Otros medicamentos que pueden preescribir los médicos a estos pacientes son ansiolíticos, inhibidores de la tos, o toxina botulínica.


Sintomatología:

Dependiendo de qué motoneurona esté afectada, nos podremos encontrar con unos síntomas o con otros. Pero entre ellos están:

  • Debilidad muscular o espasticidad.
  • Aumento o pérdida de los reflejos de tos y náusea.
  • Atrofia muscular.
  • Labilidad emocional.
  • Incoordinación respiratoria.
  • Alteraciones de la voz (disfonías).
  • Alteraciones de la deglución (disfagia).

¿Cómo podría ayudar un logopeda?

En este caso, el tratamiento es paliativo, se realiza para tratar de retener en el tiempo los síntomas de la enfermedad.

El logopeda, puede ayudar en la incoordinación respiratoria, en las alteraciones de la voz, en las alteraciones musculares a nivel orofacial, o en los casos de disfagia, proporcionando al paciente las maniobras más seguras para él durante su alimentación.



El ELA es una enfermedad de la que todavía nos queda mucho por investigar, y por desgracia, muy invalidante para las personas que la padecen.


¿Crees que debería incluir más información en el post? ¿Te ha gustado?


¡No dudes en dejar tu comentario!

ELA
logopedia
Esclerosis Lateral Amiotrófica
deglución
respiración
disfagia

COMENTARIOS